Las Empresas y el Proceso de Adaptación al Teletrabajo

Aunque a primera vista pareciera que para las empresas, es totalmente beneficioso que sus empleados trabajen desde la casa, igualmente tiene que llevar a cabo ajustes y analizar con cuidado el nuevo giro que permitirá mantener el negocio en marcha.

Para los empresarios también constituyó algo inesperado el tema del confinamiento con las consiguientes pérdidas que acarrea la paralización de la actividad comercial. Algunos han reaccionado más rápido que otros, los factores, seguramente son diversos: disponibilidad de inventarios, rapidez de cambio de actividades, acceso a nuevos mercados, en fin, cada empresa desde sus posibilidades ha luchado por lograr mantenerse, sin olvidar responsablemente a sus trabajadores como motor principal de su razón de ser.

Un artículo publicado recientemente [1] recoge algunas inquietudes referidas al paso de las empresas hacia el teletrabajo por parte de los empleados.

En cuanto a las ventajas señaladas en el citado artículo resaltan:

Mejora de la productividad

Los empleados pueden organizar mejor su tiempo para aprovechar los momentos de mayor concentración. El resultado es una de mejora de la productividad por hora trabajada.

Reducción del absentismo laboral y mayor compromiso

La mayoría de empleados a los que se les plantea la opción del teletrabajo suelen responder con un grado de autodisciplina muy destacado, aumentando su compromiso con el proyecto de la empresa.

Menor inversión en equipamientos

El requerimiento de espacios, mobiliarios y equipos en general se reduce.

Mejora de la conciliación familiar

La dificultad para conciliar la vida laboral y la familiar debido a los horarios de la empresa desaparece en buena medida al ser el propio trabajador quien decide cuándo y desde dónde cumple sus obligaciones.

Mayor motivación y satisfacción

El trabajador es libre de planificar su tiempo como considere siempre y cuando cumpla los objetivos previstos. Y si los alcanza con menos horas de trabajo que en la oficina, mejor. Por ello, también aumenta el grado de satisfacción con sus condiciones contractuales, al tiempo que mejora su valoración de la empresa.

Fomenta la responsabilidad corporativa

Correctamente aplicado, este modelo laboral favorece la responsabilidad corporativa, ya que los trabajadores contraen un compromiso con la empresa que beneficia a ambas partes.

Modelo más atractivo para los mejores profesionales

Determinados perfiles de profesionales no están interesados en formar parte de la plantilla permanente de una empresa sino que prefieren ofrecer sus servicios exclusivamente por la vía del teletrabajo. Para la compañía, puede ser la única fórmula viable para disponer del mejor talento sin tener que asumir unos costes salariales excesivamente elevados.

Dificultad para implementar cambios organizativos

Es necesario adoptar ciertos cambios organizativos y no todas las empresas consiguen hacerlo.

Obstáculo para el trabajo en equipo

El trabajo en grupo puede ser relativamente sencillo cuando todos los miembros del equipo están físicamente presentes en una oficina pero se complica de manera considerable si estos se encuentran en puntos distintos.

Dilución de responsabilidades

Si las tareas de supervisión no se adaptan con rapidez a este nuevo entorno laboral, es posible que el trabajo a distancia merme la competitividad de la empresa.

Seguridad en las comunicaciones

La ciberseguridad es una cuestión que preocupa cada vez más a las empresas, independientemente de si sus empleados trabajan en sus instalaciones o desde su domicilio.

En el segundo caso, las comunicaciones internas vía Internet son más numerosas e intensas, con documentos y datos sensibles. Consecuentemente, los sistemas informáticos y las redes utilizadas en casa deben contar con la protección apropiada.

Otros puntos que deben ser tomados en cuenta por las empresas, en esta transición, que a partir del presente año ha sido prácticamente obligatoria es el equipamiento de los empleados para realizar adecuadamente sus funciones. Para ello queremos incluir una infografía, que ilustra un poco la situación inicial que se presentó en España y que de alguna manera, salvando las distancias, podría haber estado presente también en nuestro país, sin olvidar las fallas de los servicios de electricidad e internet que no permiten alcanzar la total productividad deseada.

Esta infografía pertenece a un trabajo publicado en [2]

 

Como puede apreciarse, se plantea la necesidad de proveer al trabajador de los elementos mínimos para que pueda desempeñarse adecuadamente desde su casa en el desempeño de sus actividades laborales.

La situación de cuarentena, ha elevado considerablemente la cantidad de personas que desempeñan sus trabajos desde el hogar, pero sienten que sus empresas no le han proporcionado elementos necesarios para llevar a cabo sus asignaciones.

Ilustran que muchos trabajan con sus propias computadoras o dispositivos.

También se señalan que algunos de los requerimientos son: antivirus, conexión segura vía VPN y cifrado de la información y que prácticamente lo señalado no fue provisto a más de la mitad de los entrevistados.

Como puede apreciarse estamos a las puertas de un gran cambio, todos estamos en proceso de aprendizaje para adaptarnos a la nueva realidad.

[1] https://www.bizneo.com/blog/teletrabajo/

[2] https://www.welivesecurity.com/la-es/infographics/teletrabajo-tiempos-covid-19-estan-empresas-preparadas/